Frases de codicia


A continuación disfruta de las siguientes imágenes y frases de codicia que hemos seleccionado para ti. La codicia es el deseo de querer cada vez más y más riquezas, bienes o cosas buenas, además de ello, está considerado como uno de los peores pecados capitales por parte de la iglesia Católica.

El ser humano es codicioso por naturaleza, sin embargo, es muy importante que no se deje arrastrar por este sentimiento negativo, ya que puede atraer problemas con personas queridas o su entorno, esto pasa porque las personas codiciosas hacen cualquier cosa para obtener lo que quieren, volviendo así su corazón frío, lleno de apatía y corrupción.

Comparte estas frases de codicia en tus redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram y WhatsApp.

 

Frases de codicia cortas

 

¿Quieres tener mucho dinero? Entonces no te apresures en aumentar tus bienes, sino en tratar de disminuir tu codicia.

 

A quien se deja influenciar por la codicia, pocas veces guardará el bien en su corazón.

 

 



 

 

Se puede considerar la codicia como una industria en donde se trabajan todos los desmanes humanos.

 

La codicia es un pecado, y siempre llevará consigo la voluntad determinada de hacer el mal.

 

Puede que la bebida apague la sed y la comida satisfaga el hambre, pero el dinero nunca saciará la avaricia.

 

 

 

 

Todos tenemos codicia, no es algo malo, sino que es querer algo que no se tiene.

 

El avaro siempre carecerá de lo que tiene como de lo que no tiene. Siempre será así.


En el mundo de los mercados financieros, el pánico hará que vendan cuando está bajando y la codicia se encargará de que compres cuando el precio esté subiendo.

 

La codicia y la riqueza son los que tienen el poder de nuestra sociedad y lo utilizan para aumentar y concentrar aún más riqueza y poder que quedan en manos de unos pocos.

 

No existe algo que esté tan alejado de las letras como la codicia y la preocupación de obtener dinero.

 

 

 

 

Frases de codicia y avaricia

 

Hay que caer en cuenta que la ciudad de Nueva York, es un gran ejemplo del poder que tiene el dinero y la codicia.

 

Hay que tener una mente equilibrada para conservar la austeridad y entender que no hay una felicidad igual a la alegría, ni una enfermedad tan mala como la codicia.

Vea también:  Frases de la vida cortas

 

La ambición y la codicia son unas de las peores creaciones de la mente, porque arrastra al ser humano hacia la destrucción.

 

La soberbia, avaricia, codicia, ira y envidia están catalogados como los males de la sociedad, todo aquel que lo posea se le impedirá un buen vivir.

 

La destrucción del hábitat muchas veces está relacionado a la codicia y el materialismo del mundo que quiere ser más desarrollado.



Tienen que saber que la avaricia, la ambición y la codicia hacen que el corazón se convierta en un cubo de hielo.

 

La avaricia es ese esfuerzo que hace el hombre para convertir su vida en algo más significativo.

 

Hay personas que opinan que la espiritualidad es la máxima codicia, porque hay personas que no solo quieren una pieza de la creación, sino que quieren la fuente de la creación.

 

La avaricia es muy perversa, nunca consigue calmar su afán después de haber conseguido lo que quiere, siempre piensa en querer más.

 

Puede que hayan suficientes elementos en la tierra que puedan saciar la necesidad humana, pero no podrá saciar la codicia humana.

 

Frases de codicia y ambición

 

Estamos presenciando como el modelo de la codicia va hacia la irá y regresa nuevamente a la codicia, mientras la aldea global guarda una esperanza ingenua.

 

La codicia puede situarse en lo más profundo de nosotros y va creciendo con raíces más fuertes y perversas que las de la lujuria.

 

La codicia es capaz de convertir al ser humano en alguien injusto, perverso y mentiroso, que puede haces grandes crueldades solo para poder obtener lo que quiere.

 

La avaricia, la codicia y la concupiscencia, se basan en aquella verdad matemática que determina que mientras más obtienes, más tienes. Pero esto se centra en que es más bendecido dar que recibir, porque cuanto más regalas en amor, más eres.

 

La avaricia y la codicia se han encargado de arruinar más almas que cualquier otra extravagancia.

 

La avaricia puede cansar a una persona que constantemente hace esfuerzos por satisfacer sus necesidades porque puede que nunca llegue a conseguirlo.

 

Te has preguntado ¿por qué existe la pobreza? existe porque hay personas que son muy codiciosas y lo quieren todo para ellas, creando así que la pobreza se convierta en un subproducto de la codicia.

 

Mientras que la codicia es corrupta, la avaricia es deslealtad, pero ambas son el abismo de muchas personas.

Vea también:  Frases de trabajo

 

Si quieres ser rico, no te afanes, recuerda que para aumentar tu dinero, primero debes disminuir tu codicia.

 

No existe nada que nos haga más vulnerables a la soledad que la codicia, ella separa personas.

 

Frases de codicia y poder

 

Para ser rico debes disminuir tu codicia, el resto comenzará a llegar a ti como bendiciones.

 

Toda persona que mantenga su corazón lleno de codicia, en ningún momento encontrará tranquilidad.

 

No hay peor error que una persona pueda cometer que el de dejarse llevar por la codicia, porque ese el camino hacia la insatisfacción constante.

 

La codicia se puede ver como un desierto dentro de tu insatisfacción, que te lleva a corromper tu corazón.

 

Una persona que es codiciosa muchas veces no es agradecida, simplemente cree que le corresponde.

 

Todo lo que hice, no lo hice por codicia, sino porque quería hacer lo correcto con el uso de mi influencia.

 

Cuando la codicia nos llama, puede que lo mucho que tengamos se nos haga poco, pero cuando es la necesidad quien nos llama, lo poco se vuelve mucho.

 

La avaricia y la codicia generan envidia, es como un gusano que siempre está royendo y haciendo que los ávaros no puedan disfrutar del bien propio ni el de los demás.

 

La codicia está al comienzo y al final del alfabeto del diablo, es como el primer vicepresidente de la corrupción.

 

¿Sabes cuál es la diferencia entre la codicia y la ambición? Que las personas codiciosas no está preparada para las cosas que desean.

 

Frases de la codicia humana

 

Solo puede existir un tipo de avaricia que sea honrosa, y es el de las palabras.

 

La verdadera bestia de este mundo es la codicia, que se convierte en la corrupción del alma.

 

El miedo y la codicia son motivadores que dan poder. Cuando estos dos se unen, no hay ninguna persona que se pueda resistir.

 

La codicia es mucho peor que la lujuria, porque puede encontrarse en lo más profundo de tu ser, establecer sus raíces e ir creciendo cada vez más.

 

La codicia, el accidente o la malicia pueden tener resultados muy nocivos.

 

La codicia se puede observar cada vez más en Wall Street. Los ejecutivos piden indemnizaciones muy altas, más que lo que ganan sus empleados, más de lo que se da en alguna otra parte del mundo.

Vea también:  Frases de resiliencia

 

Cuando la avaricia llega a tu vida es muy probable que termines perdiendo todo por quererlo todo.

 

La codicia es el más feo y detestable de todos los pecados, ¿saben por qué? porque se alimenta de su propio apetito y nunca se llena, por lo que tiende a querer más cada vez.

 

La codicia siempre estará ligada con el hacer el mal, porque las personas codiciosas harán lo que sea para tener lo que quieren.

 

Entre la codicia y la riqueza está el poder de la sociedad y ese poder lo utilizan para aumentar la riqueza de unos cuantos.

 

Se puede decir que es mucho más dañosa la abundancia, algo que viene muy relacionada con la codicia.

 

Frases de reflexión sobre la codicia

 

El orgullo, la envidia y la codicia han sido los elementos que han encendido en llamas lo corazones de los seres humanos.

 

Para nuestra codicia, lo mucho le resulta poco, pero para la necesidad, lo poco es mucho.

 

En los mercados hay que ser codicioso cuando las demás personas sean miedosas, y miedoso cuando los demás sean codiciosos.

 

Me presento, yo soy la codicia. Aparecí en el bolso de un avaro y de cumplirse mi deseo, haré que su casa y todo lo que haya y vivan allí, se convertirán en oro, para así encerrarlos en mi cofre.

 

La codicia puede dañar un buen corazón, la generosidad lo ayuda, y esto se debe a que siempre se ha dicho que: ”La codicia es la madre de la incapacidad”.

 

¿Ya conoces cuál es el precio que se debe pagar por la codicia? La deshora, porque muchas veces los seres humanos llegan a hacer cosas inimaginables por ella.

 

Los libros mienten. En este mundo no existe la virtud ni el amor. Al final, todos los hogares son iguales, solo se dejan influenciar por la codicia, hay mentiras e incomprensión.

 

¡Está bien! Soy culpable, sé que soy codiciosa, arrogante y quizás llena de ideas estúpidas.

 

Hay que ver a la codicia y el amor por la comodidad como una especie de miedo.

 

El verdadero problema del capitalismo no es la codicia, sino la tacañería. Si una persona es codiciosa, aspirará a ser feliz, y no solo él, sino que lo querrá para todo el mundo.

 

El amor siempre resultará ser un extraño cuando llega a la casa de la avaricia y la codicia.

Compartir esta publicación en:

WhatsApp
Facebook
Google+
Twitter