Frases de sanación interior


A continuación encontrarás más de 60 frases de sanación interior, son una serie de mensajes, consejos y tips para comenzar a sanar tu alma, tu cuerpo y tu corazón, permitiéndote perdonar tanto al prójimo como a ti mismo, para así renacer y reconstruir tu vida de una mejor forma. El proceso de sanación es un proceso lento, muchas veces es difícil y agobiante pero al final, terminará dando sus frutos permitiéndote avanzar, curar tus heridas y aprender de lo vivido.

Es importante mencionar que el proceso de sanación es importante para el ser humano, porque vivir en tranquilidad y paz, sin las preocupaciones y tormentos del pasado garantizarán una mejor salud para tu cuerpo, sin embargo si pasa al contrario la persona vivirá en constante dolor y ansiedad. Sanar es un proceso arduo y constante que abarca el amor propio y el amor al prójimo, pero que es necesario para llevar una vida tranquila donde seguir adelante sin mirar atrás sea lo más importante.

Comparte estas frases de sanación interior con tus amigos, familiares y conocidos en Facebook, Twitter, Instagram y WhatsApp.

 

Cortas frases de sanación interior

 

Hay que tener en cuenta que la salud no siempre viene de la medicina, muchas veces surge de la tranquilidad y la paz que le das tú mismo a tu corazón y tu alma.

 

Dios siempre sanará a las personas que tienen el corazón roto, ÉL vendrá a sanarles sus heridas.

 

 



 

 

No te preocupes, llora todo lo que sea necesario, cuantas veces quieras y donde quieras, jamás permitas que las personas minimicen tu dolor, porque nadie puede entender lo que te tocó vivir más que tú mismo, llora lo que necesites y cuando te sientas preparado levántate, seca tus lágrimas y comienza nuevamente.

 

Las heridas se toman su tiempo para sanar, aunque hay quienes opinan que con otras personas sanan mucho mejor y más rápido, pero yo pienso que viajar es la forma más sabia y divertida.

 

¿Quieres saber cuáles son los pasos que te llevarán a una verdadera sanación interior? Primero debes de aceptar la realidad en la que vives, segundo, debes perdonar a tu prójimo y perdonarte a ti mismo, y por último debes de dejar todo en manos de Dios.

 

 

 

 

El perdón es para todos nosotros, porque es capaz de liberarnos y permitirnos sanar, nos deja salir de la prisión en la que vivimos.

 

El hecho de sanar no significa que el daño nunca haya existido, sino que significa que el daño no controlará más nuestra vida.

 

Existe un tipo de tristeza que no nos hace llorar, se siente como una gran pena en nuestro interior que nos deja vacíos, pensando en todo y a la vez en nada, como si ya no fuésemos nosotros mismos, como si ya no tuviéramos una parte de nuestra alma.

Vea también:  Frases de ahorro

 

A partir de hoy me prometo a mí misma que me cuidaré mucho más y me permitiré comenzar a sanar.

 

Poco a poco voy aprendiendo a perdonarme por todas las veces que me lastimé el corazón, saldré de esto, lo sé.

 

 

 

 

Consejos para sanar tu corazón y tu alma

 

Cuanto más profundo escondes el dolor, más dolerá. Tienes que tener presente que todas las heridas necesitan tomar aire para sanar correctamente.

 

¿Quieres que la herida sane correctamente? Entonces debes dejar de tocarla tantas veces.

 

Está bien llorar, puedes llorar todo lo que necesites, pero no para sufrir, sino para sanar ese dolor.

 

Estoy completamente segura de que sanarás, porque te ríes con el alma, tienes un gran corazón, porque hay algo genial esperando por ti y porque te mereces todo lo mejor del mundo.

 

No malgastes tu energía preocupándote por las cosas malas en tu vida, al contrario, utiliza esa energía para crear, confiar, crecer, creer y sanar tu interior.

 

Vive un día a la vez, ve lo positivo de tu día, sé feliz, adáptate a los cambios, fortalécete, crece, vive, sana y aprende.

 

Recuerda que nadie puede sanar siendo la misma persona, solo es posible sanar si tú permites una transformación personal.

 

Presta mucha atención a tu cuerpo, en muchas ocasiones este se enferma para que tu alma comience a sanar.

 

Siempre que busques la paz para tu mente obtendrás una excelente salud para tu cuerpo. Mantente en equilibrio.

 

Cada viaje que hacemos en la vida nos permite ampliar el mundo y conocerlo de mejor forma, pero lo más importante es que nos ayuda a sanar el alma.

 

Frases de sanación interior y salud

 

Si constantemente le pides señales al universo, también es tu trabajo creer en ellas cuando estén frente a ti.

 

Es cierto que necesitas tiempo para olvidar lo malo que ha acontecido, sin embargo también necesitas esa parte espiritual que hay dentro de ti para sanar y perdonar.

 

En muchas ocasiones nos toca sanar solitos nuestro corazón y nuestra alma. Nadie más lo hará mejor que nosotros mismos.

 

No continúes lastimándote, permítete soltar lo que te hace doler el corazón, para que así puedas crecer y sanar.

 

Recuerda esa vez en donde todo fue difícil, te consumía la angustia, estabas sola, no tenías respuestas y querías darte por vencida, pero no lo hiciste, seguiste adelante, fuiste tu propia heroína.

 

Recuerda, todo sanará, lo hará tu cuerpo, tu corazón, tu mente y tu alma, la felicidad volverá a tu vida y los malos momentos se esfumarán.

Vea también:  Frases bonitas para fotos

 

En el momento en que dejes ir el pasado que tanto daño te hizo, es cuando comenzará a sanar tu alma.

 

Lo primero que debes de hacer es creer en ti mismo y así podrás dar inicio a la estapa de sanación.

 

Hay ocasiones en las que debes de alejarte de todo, para así poder sanar la herida dentro de ti. Tómate tu tiempo, reconstrúyete y deja atrás todo el dolor, solo así podrás renacer.

 

¿Sabes qué es lo más quiero para ti? Que tu motor siempre sea sanar y no el hecho de tomar venganza.

 

¿Cómo podemos sanar el alma? Reconociendo la herida, aceptándola, tratar con amor tu cuerpo y creer en ti mismo.

 

Frases de sanación interior y del alma

 

Si quieres comenzar a sanar tu cuerpo y tu alma, lo primero que debes de hacer es perdonar a las personas y perdonarte a ti misma.

 

Sanar significa reconstruirte, significa dejar ir lo ocurrido, amarte, perdonarte y agradecer el aprendizaje.

 

Sanar es dejar de aferrarte al dolor, es dejar atrás el pasado y permitir que tu mente se libere, perdone y progrese.

 

Las personas todavía no entienden que para que una herida sane correctamente, hay que dejar de tocarla muchas veces.

 

El amor es un sentimiento, pero uno capaz de curar cualquier herida, sin importar que tan grave sea.

 

No hay persona en el mundo que pueda decirte cuando dejará de doler, porque solo tú conoces la respuesta a través de tu proceso, tu tiempo y tu duelo.

 

Debemos de soltar las viejas creencias, cambiar nuestra energía, borrar los límites y tomar nuevas experiencias para que así se libere el niño interior que llevamos dentro y pueda creer, descubrir, elevar y sanar su alma.

 

Ten presente que cada uno de tus pensamientos son los que formarán la vida que tendrás que vivir.

 

Antes pensaba que sanar era un asunto de tiempo, pero me he dado cuenta que no es así, es aprender a perdonar.

 

Debemos aprender a soltar y comprender que algunas personas no son parte de nuestro destino.

 

Frases para sanar el corazón

 

Existen temas que para sanarlos es necesario hablarlos y llorarlos muchas veces hasta que la herida no duela tanto.

 

Como seres humanos no debemos aferraros a nada ni a nadie, debemos aprender a soltar todo lo que tememos perder.

 

El simple hecho de perdonar nos permite sanar el alma, el corazón y aligera nuestras mentes de la presión.

 

Las personas que más necesitan el perdón somos nosotros mismos, es necesario para continuar y dejar atrás el pasado.

Vea también:  Frases de rutina diaria

 

Lo primero que debemos de hacer es sanar nuestro niño interior, porque esto nos permitirá seguir adelante con nuestra vida sin tener que mirar al pasado.

 

Sanar no significa que tengas que cambiar la persona que eres, sino que tiene que ver con encarar el dolor y seguir adelante.

 

¿Quieres comenzar a sanar? Debes de contar tu historia, ser honesta contigo, perdonar, relajarte, reflexionar sobre lo que aprendiste, ayudarte en el proceso y desarrollar nuevas habilidades.

 

Nadie dijo que sanar era fácil, muchas veces las personas regresan al mismo lugar donde tanto la lastimaron, pero eso es parte del proceso, hay que contarlo, vivirlo, recordarlo, y llorarlo para aprender y soltar.

 

Tú concéntrate en sanarte, aún cuando te vuelvan a herir, tú vuélvete a sanar. Lo demás llegará solo en su debido momento.

 

Es necesario soltar el pasado y aceptar el dolor que vive en nuestro corazón para comenzar a crecer y avanzar.

 

Frases para sanar heridas

 

Comienza a sanar tu corazón y tu alma, y verás como cosas maravillosas llegarán a tu vida. Recuerda que podrás con todo. Ánimo.

 

La risa es el mejor remedio para sanar las dolencias. Las cosas divertidas, las buenas vivencias y los buenos amigos ayudan a calmar el alma.

 

¿Saben cuál es la mejor venganza de todas? Comenzar a sanar tu corazón, perdonar a quien te hirió, perdonarte a ti misma, ignorar y seguir adelante sonriendo.

 

El perdón es capaz de liberarnos, nos permite salir de la prisión en la que vivimos y comenzar a construir una nueva historia.

 

Hay que aceptar la realidad en la que vivimos y comenzar a manejarla de la mejor forma que podamos.

 

Olvidar se parece mucho a una herida. La herida puede sanar en algún momento, sin embargo dejará una cicatriz.

 

Debemos de aceptar que es parte del proceso que no todos los días podemos con todo, que a veces recaemos y nos queremos rendir, pero está bien, es parte de la sanación, el día de mañana comenzarás de nuevo hasta lograrlo.

 

Sanar no ocurrirá de la noche a la mañana, es un proceso largo que lleva mucha constancia, a veces dolerá y tendrás ganas de renunciar, pero esto será parte del proceso, al final te darás cuenta que todo esto habrá valido la pena y sanarás correctamente.

 

Permanece muy atento a las señales que te envía el universo, porque serán señales que te permitirán crecer y sanar.

 

Es normal que te sientas mal a veces, es parte del proceso, tú esfuérzate por salir adelante, llegará un momento en el que sanarás completamente.

Compartir esta publicación en:

WhatsApp
Facebook
Google+
Twitter